LAUS

Tienda LAUS
{{getTotalCantidadVinos()}}

Resumen

  • Tu carrito está vacío.

¿Tienes un código promocional?

{{mensajeDescuento}}

Subtotal (IVA Incl.):

{{getTotalPrecioProductos() | numberEx:2 }} €

Gastos de Envío:

{{getGastosEnvio() | numberEx:2 }} €

Envío Gratuito

Promoción:

Descuento {{getDescuento()}}

TOTAL:

{{getTotalPedidoSinDescuento() | numberEx:2 }} €

{{getTotalPedido() | numberEx:2 }} €

Finalizar Ir a la Tienda
Newsletter

Sé el primero en enterarte de nuestras últimas novedades, promociones y actualidad de la bodega y nuestros vinos.

Gracias, tu suscripción se ha realizado con éxito

He leído y acepto los Términos y condiciones

5 simples consejos para conservar el vino una vez abierto

5 simples consejos para conservar el vino una vez abierto
Disfrutando de LAUS Rosado.

Conservar una botella de vino correctamente, una vez ha sido abierta, debe ser uno de tus principales propósitos si deseas disfrutar del vino en los días posteriores sin que pierda sus propiedades.

En numerosas ocasiones, cuando abrimos una botella de vino no la acabamos entera y nos preocupa cómo conservarla en las condiciones más idóneas. Es por ello que, en este post, te mostramos una serie de consejos con el objetivo de que puedas seguir disfrutando de un vino cuya botella no ha sido abierta inmediatamente antes de su consumo.

¿Cómo conservar el vino abierto sin que pierda sus cualidades?

Conservar óptimamente el vino abierto no es una tarea complicada. No obstante, no podrás pasar por alto ningún detalle, por pequeño que sea.

Aunque cada tipo de vino, una vez abierto, presenta un periodo distinto de duración, existen una serie de consejos comunes e imprescindibles para conservar el vino abierto.

1. Asegúrate de tapar la botella correctamente

Ya sea con el propio de corcho de la botella o con alguna herramienta específica, es muy importante que la botella esté correctamente tapada.

Cuando abrimos la botella, el oxígeno entra en contacto con el vino y comienza un proceso de oxidación que deteriora el vino debido a la pérdida de aromas y sabores. Por consiguiente, al tapar la botella se evitará que el oxígeno siga penetrando continuamente.

Lo ideal sería hacer uso de tapones herméticos o bombas de vacío. Estas últimas tienen la capacidad de extraer por completo el oxígeno del interior de la botella, consiguiendo prolongar en gran medida la calidad del vino, a pesar de que haya sido abierto.

2. La cantidad de vino restante en la botella es determinante en su conservación

Este punto está directamente relacionado con el anterior dado que, cuanto menos vino quede en la botella, mayor presencia de aire habrá en su interior. De esta forma, si únicamente quedan 1 ó 2 copas de vinos, lo más recomendable es cambiar el vino a una botella de cristal más pequeña para minimizar la cantidad de oxígeno a la que se expone el vino.

Además, como se ha dicho en el primer consejo, tendrá que estar correctamente tapado.

3. Refrigera el vino para evitar las altas temperaturas y mantener su frescura y sabor

Especialmente en las épocas más calurosas, el vino no debe guardarse en un lugar en el que la temperatura ambiente supere los 22 ºC pues, de lo contrario, estaríamos contribuyendo a que el proceso de oxidación del vino se acelerase.

Si no tienes la posibilidad de mantener la botella en un lugar fresco y seco, introdúcela en una nevera o vinoteca para frenar su oxidación y mantener tanto su frescura como su sabor.

4. Evita que le dé luz al vino para que éste no pierda su sabor

La luz es el gran enemigo del vino, sobre todo la solar, al influir negativamente en su sabor. Por esta razón, la oscuridad es fundamental para su conservación.

Refrigerar el vino, como se ha recomendado en el punto anterior, puede ser una de las mejores formas de evitar el contacto con la luz.

5. Guardar la botella en vertical disminuirá el contacto entre el vino y el aire del interior de la botella

Al contrario que durante la crianza del vino, cuando la botella está abierta debe colocarse verticalmente por una sencilla razón: de esta forma, el oxígeno del interior estará en contacto con una superficie mucho menor que si estuviera en horizontal.

Como has podido ver, son consejos muy sencillos de llevar a cabo y serán de gran ayuda para no perder los aromas y sabores que tanto te han gustado en la primera degustación. ¡Pon a prueba estos trucos y disfruta de los aromas y sabores del Somontano!

Publicado el 28 Feb 2018

Sé el primero en enterarte de nuestras últimas novedades, promociones y actualidad de la bodega y nuestros vinos

Gracias, tu suscripción se ha realizado con éxito

He leído y acepto los Términos y condiciones

Posts relacionados

Dos Denominaciones de Origen, un solo camino: el maridaje perfecto

Descubre la pasión y cultura de un maridaje perfecto y prepárate para vivir una experiencia única con los 5 sentidos.

Leer más

Maridajes en Navidad: Descubre cómo sorprender a tus invitados

Ya está aquí la Navidad y eso significa que el tiempo de reuniones y celebraciones alrededor de la mesa ¡ha vuelto!

Leer más

Errores más frecuentes al consumir vino

Beber vino es un placer para el paladar y es que, consumido de forma moderada, este bien tan preciado presenta grandes beneficios para la salud, pero… ¿lo consumes adecuadamente?

Leer más

Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí
Aceptar Cookies